sábado

Tercera noche del Festival de Viña del Mar

El cantante intaliano Salvatore Adamo y el cantante britanico Morrissey conquistaron el público de la Quinta Vergara
En la tercera noche del Festival de Viña del Mar se presentó el cantante italiano Salvatore Adamo que lleno de romanticismo al Festival. El cantante italiano Salvatore Adamo al inicio de su show tuvo un problema con el micrófono ya que se encontraba apagado, pero rápidamente eso fue solucionado y empezó su presentación en la Quinta Vergara en donde había un público de 15.000 personas, las cuales corearon sus canciones y lo ovacionaron en todo su concierto. El cantante interpretó sus canciones mas conocidas de sus 50 años de trayectoria, y que ha vendido más de 100 millones de copias de sus álbumes en el mundo. "Estoy emocionado de volver. Sé que ustedes han vivido cosas terribles. Estoy emocionado de ver que se volvieron a levantar", dijo el cantante. El público pidió y Salvatore se llevo la "Antorcha de plata", "Antorcha de oro", Gaviota de plata" y Gaviota de oro". Creo que puedo decir sin ser presuntuoso que ha sido una gran noche para mi", agradeció. Más adelante, llego el show del británico Morrissey, ex vocalista de la banda "The Smiths". El cantante exigió salir al escenario a la 01:00 de la madrugada, lo cual obligó a suspender la competencia folclórica del Festival, ante la molestia del jurado, que se ausentó del concierto de Morrissey como protesta. El cantante interpretó canciones de su carrera como solista y también repasó éxitos de The Smiths. Realizó un concierto de 70 minutos y despareció del escenario sin recibir más que la ovación del público, que no tuvo la oportunidad de regalarle ni antorchas ni gaviotas. Los presentadores del certamen salieron a dar explicaciones, y según justificaron, por expreso deseo del artista, no hubo interrupciones ni premios, dinámicas típicas de todas las noches.