martes

Entrevista al conductor y actor Gabriel Traversari

Gabriel Traversari es un conductor, escritor, actor y productor nacido en Los Angeles de origen Nicaragüense. Gabriel se fue de Nicaragua a muy temprana edad para empezar una nueva vida en Estados Unidos en donde empezó a trabajar en el mundo de la comunicación. Es famoso por sus trabajos como conductor en varios programas de diferentes canales de televisión como Univisión y E Entertaiment Televisión. En esta entrevista exclusiva nos cuenta un poco mas sobre sus trabajos.


Nombre: Gabriel Traversari
Signo: Virgo
Lugar de nacimiento: Los Angeles, California
Altura: 1.80
Cabello: Castaño oscuro
Ojos: Verdes
Tu deporte preferido: Fútbol
Amas: La libertad
Odias: La auto-censura
Tu color favorito: Azul
Si tuvieras que llevar un CD a una isla desierta, ¿cuál llevarías? Mahler
Tus cantante preferido: Bono, Sting
Tu cantante preferida: Barbra Streisand
Tu banda o grupo preferido: U2
Canción preferida: Eye in the Sky, One
Un actor: Robert Downey
Una actriz: Kate Blanchet
Película preferida: Cinema Paradiso
Tu hobbie: Escribir, Fotografía
Comida preferida: Italiana
Bebida preferida: Cebada
Ropa preferida: Hugo Boss
Lugar favorito para tus vacaciones: Argentina
Te describes como: Satisfecho

Gabriel, ¿cómo empezaste tu carrera?
Mi carrera se define formalmente a partir de mi intervención en TV-MUJER, el primer programa que conduje para Univisión hace más de 20 años. Esa experiencia me estableció como periodista televisivo, papel que asumí y que todavía desempeño con rigurosidad. He trabajado para más de 6 diferentes cadenas de televisión y hoy en día mi conocimiento se extiende a la producción y dirección de programas y proyectos para la pantalla chica.

Eres conductor de televisión, actor, también grabaste un álbum y además eres productor y manager, ¿qué es lo que mas te gusta y cómo haces para manejar tu carrera?
A veces me culpan de multifuncional y lo digo así porque la gente no logra comprender mi necesidad de expresarme diversificadamente. Al final de día soy un artista y como tal debo serle fiel a mi expresión. Si ella me impele a explorar y ser versátil, no hay nada que yo pueda hacer para detenerla. Me complace asumir numerosos papeles, aunque a veces no todos converjan armoniosamente. Esa constante regeneración de ideas constituye para mí la la esencia de vivir. No puedo permanecer estático, ni estancarme en una misma actividad, sobre todo porque creo poseer suficiente talento y creatividad como para evadir la monotonía de una existencia linear y predecible. Todo lo que hago me gusta porque en cada actividad descubro un nuevo reto y una nueva satisfacción. Algunos dirán que me disipo, yo digo que más bien me complemento a mí mismo.

¿Cuál ha sido el trabajo en televisión que más te ha gustado realizar?
Mis años en E! Latin America fueron muy gratificantes porque me permitieron crecer profesionalmente. Además tuve la oportunidad de conocer y entrevistar a numerosas y fascinantes luminarias del ámbito artístico. Mi trabajo para Casa Club TV también ha sido una oportunidad maravillosa de desarrollar proyectos propios y definir mi propia voz como comunicador. Sin embargo, creo que el programa que más reflejó mi personalidad y mi mundo interior fue Esotérica, mismo que transmitió Cosmopolitan TV por más de dos años. Me hubiese gustado seguir involucrado en un concepto como ese. Quizás lo retome algún día.

Como manager estás representando al grupo nicaragüense Myla Vox. ¿Cómo surgió la idea de crear este grupo y como definirías su estilo?
Siempre he apoyado lo que considero un movimiento de conciencia en mi país. Aquí hay mucho que hacer, sobre todo en términos de promoción y capacitación. No siempre sabemos como mostrarle al mundo los valores que posee Nicaragua y creo que si yo, con el conocimiento y la experiencia que he adquirido con los años, puedo aportar algo a la proyección adecuada de estas riquezas naturales y humanas, pues por qué no hacerlo. Aquí carecemos de auto estima y no siempre apoyamos y honramos nuestra cultura. Es una triste realidad. Al desarrollar un proyecto como Myla Vox estamos mostrándole al mundo que Nicaragua posee talento joven sobresaliente y estamos diciéndole al país que desde aquí se pueden generar conceptos musicales interesantes y que merita la pena apoyar nuestros logros. Es impresionante cuanto hemos logrado en función de esta tarea con los chicos del grupo. Hoy en día Myla Vox tiene una inmensa fanaticada a nivel nacional y eso se lo han ganado con su talento y nuestra rebelde insistencia de hacer las cosas bien y dar un ejemplo. No ha sido fácil el proyecto, sobre todo porque no tenemos un sustento económico sólido para poder mercadearnos con la eficacia que quisiéramos, pero allí vamos, firmes y diligentes en nuestra visión. En cuanto al estilo de la música, yo la definiría como urbano-pop-electrónica, una fusión interesante y poco común. Tengo la certeza de que gustará mucho internacionalmente.

¿Cuáles son tus nuevos proyectos?
Estoy actualmente produciendo "Los Premios Claro" a la Música Nicaragüense, el primer espectáculo de esta índole realizado en mi país. Pretendo crear un espacio sostenible que año tras año dignifique y reconozca la labor de nuestros músicos, que son muchos y muy talentosos. También tengo pensado montar la segunda edición de mi Conferencia de Música Centroamericana a finales del año y promover a Myla Vox en Miami y México. Me querían contratar para realizar un segundo libro de fotografías y me hubiese encantado hacerlo pero el tiempo y no hay suficientes minutos en el día para tanta cosa. Ese es mi mayor adversario, el concepto de la cronología, porque aunque no reconozco su validez me veo a diario inmerso en su inclemente y turbulento vaivén.

¿Quá haces en tu tiempo libre?
Descansar y cuando puedo tomar fotos, leer un poco, escribir y ver cine, mucho cine. Me apasiona el séptimo arte y algún día espero poder asumirlo como parte de mi proceso creativo. Añoro hacer cine, cortos, medio-metrajes y algún día una película completa. Estoy en pañales todavía.

Para terminar una frase que quieras dejar....
Encapsular mis inquietudes o mi filosofía personal en una frase sería injusto e impreciso. Prefiero no decir nada, y en mi silencio articularlo todo. A veces las palabras nos limitan y nos exigen creerles. Yo hablo a través de mis actos y de mis genuinas intenciones. Eso es lo que perdura. Las letras y sus conjugaciones se las lleva el viento.